Cristian Grosso: fútbol y anécdotas

.
Futbolistas con historia(s) 1 y 2
.
. . . En otro país, vaya y pase, pero a quienes viven en la Argentina y no sienten pasión por el fútbol debería quitárseles media ciudadanía. Tanto es así que ese deporte plástico y viril para algunos, violento y absurdo para otros, se ha ido ganando un lugar en la literatura de nuestro país. Basta con acordarse de cuando Bioy Casares y Borges obligaron al mítico inspector Bustos Domecq a ir tras el caso de la desaparición de los estadios de fútbol, o con revisar la producción fenomenal de Fontanarrosa, Sasturain y muchos otros. Si hasta Pacho O´Donnell, Liliana Heker y el "filósofo" Juan Pablo Feiman tuvieron su lugarcito en una célebre antología futbolera que Alfaguara lanzó allá por 1997.
.
. . .
En esa línea, bordeando el mundo literario, el periodista Cristian Grosso, editor de la sección deportiva del diario La Nación, dio a conocer el segundo libro de su colección de anécdotas: Futbolistas con historia(s). En ellas se descubre que no todo es cuento y que muchas de las ficciones que nos deleitaron tienen su equivalente en la vida real, es decir, en las vivencias de futbolistas de carne y hueso.
.
. . .
En esos dos tomos, publicados por Ediciones Al arco, uno se entera de que la primera lesión de Lionel Messi fue a los once meses de edad, con yeso incluido. O de que el Conejo Saviola, no mucho después de haber llegado como estrella al Barcelona, en España, acompañó a su primo a buscar trabajo en el club catalán; en esa circunstancia, la mujer encargada de la selección laboral miró al Conejito y, sin reconocerlo, le preguntó: “Y tú, chaval, ¿qué sabes hacer?”. Saviola sólo atinó a responder: “Gracias, señora, yo ya tengo trabajo”. Y qué decir de Juan Pablo Sorín, de quien uno descubre que es ávido lector de Cortázar, García Márquez, Benedetti y Galeano, además de los estadounidenses Raymond Carver y Charles Bukowski. ¡Pavada de volante de contención había en el seleccionado argentino!
.
. . .
Para terminar, y para que no queden dudas de que la realidad siempre es material de ficción, vaya esta perla textual de entre las anécdotas recopiladas por Grosso: .

. . .Reinaldo Carlos Merlo había patrullado incansablemente la cancha y por eso el relator José María Muñoz lo había elegido como la figura del encuentro. Conmovido por el despliegue, el periodista lanzó su pregunta envuelta en una alegoría: «Pero, ¿cuántos pulmones tiene usted, Merlo?». La respuesta volvió enseguida, escueta y sin falsa modestia: «Nooooooo, Muñoz, nada raro. Tengo uno, como todo el mundo».”

. . . Como puede verse, fútbol, anécdotas y literatura forman parte de este material entretenido tanto para el apasionado hincha como para aquellos que siguen la jugada desde las páginas de un libro.
Agustín Gribodo

5 comentarios:

Bruno R.Ramos dijo...

Muy bielo su blog y su trabajo por la literatura deportiva

Saluto
Bruno Resende Ramos
Proyeto de Inclusión Literaria
http://www.novacoletanea.blogspot.com

Ricardo Rubio dijo...

Muy buena nota que le cambia el ánimo a uno que esiempre está como primer mate amargo. Merlo me hizo reír, me parece sorprendente lo de Sorín y, en otro orden, también lo de Saviola, porque uno se espera que esas estrellas del fulbo sean un poco infatuadas... ¿vio?
Mi abrazo grandote.
Ricardo Rubio

Anónimo dijo...

Gracias, Bruno y Ricardo, por las palabras y el apoyo.
Un abrazo.
Agustín.-

Leonardo dijo...

Si les gustan las anécdotas sobre fútbol les recomiendo ingresar al siguiente link:
http://mivisiondelfutbol.blogspot.com/search/label/An%C3%A9cdotas
; hay una recopilación excelente.
Saludos.

Agustín dijo...

Gracias Leonardo por tu aporte a quienes alguna vez hemos tirado un centro a la olla y sentimos una sana pasión por el fútbol. Un abrazo desde ALEJANDRIA - Literatura para ver. Aprovecho para decir que tu blog (mivisiondelfutbol.blogspot.com)es muy recomendable.