Heráclito, Nietzsche y la poesía

.


Sobre el fluir del eterno retorno
.
. . . . .
Filosóficamente hablando, la idea del fluir permanente y la del eterno retorno encierran en su concepción una coincidencia: el movimiento es inevitable. Tanto Heráclito, con la transformación constante, como Nietzsche, con la repetición infinita de los ciclos, nos colocan ante una verdad inexorable: el tiempo es movimiento.
.
. . . . . Por su parte, la poesía no sólo es estética y musicalidad, también es un modo de incursionar en cuestiones no siempre asequibles a nuestra lógica humana. No en vano Nietzsche recurre a la forma poética para expresar sus ideas y Heráclito fue conocido como El Oscuro de Efeso.
.
. . . . . Los tres poemas que se transcriben a continuación son intentos de captar esa realidad no siempre tan lógica como se cree. En fin, Shakespeare lo sabía: “Hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, de las que ha soñado tu filosofía”, Hamlet (acto I, escena V). La verdad puede ser menos comprensible que la pintura surrealista de André Masson que ilustra esta nota al margen.
.
. . . . . Otra coincidencia: los tres autores de estos poemas residen en la zona oeste del Gran Buenos Aires, en la parte sur del mundo.
.
. . . . . . EL PARQUE
. . . . . . . Solos o en variados grupos, los paseantes deambulan. No los guía el azar sino un rumbo invisible de vaga procesión. Todo es sereno y afable hasta cruzar esa zona difusa donde el aire se aclara. Allí desaparecen. Pero nadie lo advierte, sólo continúan.
Quizás, en otro sitio, ellos vuelven a ser y no recuerden.

. . . . . . . Daniel Gayoso (1957), entre sus últimos libros están Los ojos inversos, La noche coral y Astillado.
.
.
. . . . . . . . . HOMBRES Y PUERTOS HAY
. . . . . . . . . . Que están ahí pero nunca se los ve
. . . . . . . . . . o que obligan a partir a quien los ame.
.
. . . . . . . . . . Distante y fría, la moneda de hielo
. . . . . . . . . . . . . . . . . siempre vuelve.
.
. . . . . . . . .
Jorge Luis López Aguilar (1950), su dos últimos libros publicados son El sueño de los cantores y Cantor secreto.

.
. . . . . . . . . TODO FLUYE
. . . . . . . . . . Un hombre entra en el río
. . . . . . . . . . Dispuesto a refutar a Heráclito
. . . . . . . . . . Trastabilla
. . . . . . . . . . Pierde pie
. . . . . . . . . . Es arrastrado por las aguas
. . . . . . . . . . Otro hombre será hallado muerto
. . . . . . . . . . en un río al que nunca entró
. . . . . . . . . . mañana
.
. . . . . . . . .
Eduardo Espósito (1956), publicó, entre otros libros, Violín en bolsa y Quilombario.
.

7 comentarios:

Pequeña Literatura dijo...

Con respecto a Nietzsche ultimamente me vengo interiorizando bastante y hay dos frases que me gustaria destacar y compartir...

"El miedo ha favorecido mas el conocimiento general del ser humano que el amor, pues el miedo quiere adivinar quién es el otro, qué es lo que puede, qué es lo que quiere: equivocarse en eso constituiría un peligro y una desventaja. El amor, por el contrario, tiene un secreto impulso a ver en el otro la mayor cantidad posible de cosas bellas o a elevarlo lo mas alto posible: equivocarse a ese respecto' seria para el amor un placer y una ventaja, y actúa de ese modo"

"Que es el amor sino comprender y alegrarse de que otro viva, actué de y sienta de manera diferente y opuesta a la nuestra? para que el amor supere con la alegría los antagonismos no debería suprimirlos, negarlos. Incluso el amor a si mismo contiene como presupuesto suyo la dualidad (o la pluralidad) indisoluble, en una sola persona"

EGO_SUM dijo...

Lo que exprese el otro día en la entrada "Escritores populares vs. escritores de elite ", tiene precisamente mucho que ver con Nietzsche y el fluir del tiempo. Quizá la idea del "superhombre de Nietzsche", esté más vigente que nunca-y me refiero con esto- a la caída de los mitos, y que en cierta medida relacionas aquí con la caída infinita de los ciclos. Esta desmitificación está íntimanente relacionada con el nihilismo y a su vez con la superación del mismo;
o lo que es lo mismo quizá estemos más que nunca en la era del superhombre.

Por otra parte estoy completamente de acuerdo en que la poesía es algo más que estética y musicalidad. Personalmente, acudo a ella de manera intuitiva cuando necesito encontrar una respuesta a algo que no encuentro en la razón (y con ello no me refriero a la escritura automática que aplicaron los surrealistas y fundamentalmente Andre Breton).

Magnifica entrada Agustín. Un abrazo.

Agustín Gribodo dijo...

Gracias, P.L. por las frases aportadas.
Gracias también Ego-Sum por tus palabras y, especialmente, por los conceptos.
Tal vez mi intención fue sólo establecer los límites de la razón, límites que sólo traspasa el arte, o ciertas formas del arte.
Un abrazo para ustedes.

Ricardo Rubio dijo...

Creo que el introito es la presentación de los tres poemas, muy bien elegidos, Agustín.
Me han gustado los tres.

La separatidad sospechada por el último verso de Gayoso es metempsicosis.

El eterno retorno aparece a las calaras en los dos últimos versos de López Aguilar, aunque con cambio de color, lo que significa que el eterno retorno no es espiral sino helicoide.

Y me encantó el "Heráclito" de los tres últimos versos de Espósito. Excelente.

Los comentarios intentan hablar del prólogo, ¿o qué?

Agustín Gribodo dijo...

Dos cosas admiro de vos, Ricardo: tu lucidez y la pimienta que ponés en los comentarios.
Un abrazo entrañable.

EGO_SUM dijo...

No creo que el introito sean los poemas elegidos, ni el prólogo-en referencia a las palabras de Ricardo-; sino la interrelación que estableces entre ambas; sino se podría prescindir de Niestzsche Heráclito Shakespeare; escribir los poemas, y que cada cual divagase a su parecer.

Al refrirme a la vigencia de "Nietzsche", intento referirme precisamente a la idea de "tiempo".

Por otra parte de este texto se pueden diferenciar dos partes claramente: una la mencionada anteriormente y la otra la referencia que estableces poesía VS musicalidad. De ahí mi referencia a los surrealistas como mero ejemplo. Pero se podría hacer referencia perfectamente a otros como Rimbaud.

Desde luego el texto me parece absolutamente de tu mérito. No mío ni de Ricardo. Yo probablemte me extendí y me dejé llevar por un tema que me apasiona pero creo que la opinión de Ricardo es muy sesgada.

Un fuerte abrazo.

Agustín Gribodo dijo...

Ego-sum, tenés razón:las partes tienen que ver con el todo. Y nada se altera sin alterar el todo.
Un abrazo.