Ella, en la literatura y el arte fotográfico

.

... Ella se vuelve apenas un murmullo, esa gotita de agua que se descuelga de la canilla y humedece esta tierra solitaria que llevo en mí; es una bolita de algodón que yo tengo entre los dedos, con la que juego, con la que me defiendo cuando frente a la pantalla, entre pastas dentales, viajes en avión y medicina prepaga, me cuentan las atrocidades con que la humanidad festeja su entrada al tercer milenio. Yo miro sin ver eso con lo que me están urgiendo: aviones, metrallas, rostros que desfigura el horror, discursos, aplausos, cortes de manga, aunque en realidad estoy atento a esa gotita de luz que tengo entre mis dedos.
... Juego con ella, le doy todas las formas posibles, suelo darle vueltas y más vueltas, tantas que sin quererlo dejo de ser yo para irme incorporando a lo que es ella. Casi sin que ella lo advierta.
... Ella es entonces la que juega, la que me envuelve, la que me da todas las formas posibles, me transforma, me modifica, me distorsiona, soy una cucaracha y también un ángel, un pordiosero, el ser más rico del planeta, y ella es también la que, quizá sin proponérselo, me cura, me alimenta, me libera, me acompaña y me da fuerzas para seguir soñando.
El fragmento pertenece a Ella, novela breve de Juan Alberto Núñez de la que Isidoro Blastein dijo: “Ella es todas las mujeres, pero no es una sola mujer, es el alma de la mujer entrevista a través del simple y antiguo amor humano”.
.
Núñez, más conocido en el oeste del Gran Buenos Aires como el Negro Núñez, es uno de esos escritores que no alcanzaron la trascendencia que otorgan las grandes editoriales, aunque su obra puede, sin pudor, estar entre las mejores. Publicó también, entre otros, Contracuentos, Hay tanta gente que se parece, y El telegrama y otros cuentos, género en el que es un verdadero especialista.
.
La ilustración pertenece a Roberto Giusti, fotógrafo de Paraná, Entre Ríos, creador de una técnica que él denomina pixelismo fotográfico. Gracias a la combinación de programas digitales consigue llegar al límite de lo figurativo y establecer un terreno en donde la fotografía adquiere el más profundo sentido del arte. Giusti expondrá hasta el 10 de septiembre de 2009 en Sunchales, provincia de Santa Fe, en la Fotogalería Fundación de la Cuenca, y con un solo clic se puede conocer más acerca de sus trabajos.
.

6 comentarios:

Mariana Marziali dijo...

Agustín, muy buena compo entre la imagen y la palabra. El texto es hermoso y la imagen ni hablar!
Saludos.
Mariana

F dijo...

Por favor, podrían decirme la editorial de la novela de Juan Alberto Núñez. Imposible no querer leerla toda.

Francisco Ysunza
México
fysunza@gmail.com

Agustín Gribodo dijo...

Francisco, me alegra profundamente que compartamos el gusto por la literatura de Juan Núñez; pero, como explico en las palabras que siguen al texto, Núñez es uno de esos escritores que no han accedido a la difusión que promueven las grandes editoriales (son muchos los buenos escritores que nunca acceden a ellas, y son muchos los no tan buenos que adquieren la trascendencia. En fin, cosas del mercado). La novela "Ella" fue editada por Ediciones Tirso en el año 2004, en una tirada reducida, y muy probablemente se encuentre agotada.
Lamentablemente, en la Argentina el mercado editorial se rige por parámetros que a veces poco tienen que ver con la calidad. De todos modos, gracias por tu interés y te envío un gran abrazo.

F dijo...

Gracias por tu atención Agustín.
Logré establecer contacto con la editorial y la posibilidad de que me informen sobre la disponibilidad del texto con su autor. Lo que se logre será bueno.
Definitivamente el desfase entre la calidad literaria con la difusión editorial no es exclusivo de Argentina; también creo que en mucho y para muchos (incluyendo todos los concursos literarios) sigue siendo cuestión de gustos. Pero algo hemos avanzado en el asunto y hasta hoy siempre he tenido disponibles más libros por leer que leídos.
Un caluroso saludo desde México occidental.

Ricardo Rubio dijo...

Gracias, Agustín, por dar este espacio a Juan, que es otro que no estuvo en el momento justo, ni en el espacio propicio ni el partido que debiera para que su literatura se divulgase del modo que se merece.
Me encanta la fotografía, ya me dan ganas de robarla y aplicarla a algún cuentito.

Alberto lago dijo...

Por fin tengo un poco de tiempo para leer el texto con calma. Realmente el texto es muy bello y sensual, se percibe una escritura muy limpia y depurada. Desde luego que dan ganas de leer algo más.