El más pintado... José Repiso Moyano

.

PADRE
.
Ahí está, olvidado en su recuerdo,
como el que fue decente con la tierra...
trabajando, pensando a veces cuerdo,
y a sus hijos haciendo luz sin guerra.
.
Ahí está, olvidado, de vilano,
de nada ya, de corazón perdido,
de soledad que va con su balido
ciego al crepúsculo del inhumano.
.
Que un padre significa algo muerto,
que ya un lado de Dios, casi un desierto:
la mala tarde gris de la esperanza.
.
¿Cuál es la dignidad ante el destino?...
que un padre se nos cae en el camino
y por él no se rompe ni una lanza.

.
Entre tanta cursilería con la que se pretende homenajear a los padres, se imponen poemas profundos y crudos como éste, del malagueño Repiso Moyano. Con un clic se puede conocer más de su poesía.
.
La obra que ilustra, Un par de zapatos, tiene la impronta de Van Gogh, y en ellos se percibe la dura pesadez del tiempo y el trabajo, la obstinación a lo largo de los extendidos y monótonos surcos del campo en medio del viento helado.
.

3 comentarios:

wuicho dijo...

qué maravilla!!!

anza dijo...

me encanta la imagen!!! y como dice wuichito es una maravilla un abrazo

Anónimo dijo...

perfecto!

LIDO