Tertulia

.
Eduardo Galeano: “Cortázar y Mario Benedetti son casos raros, son los dos escritores más generosos que conocí. Porque en el zoológico humano, los escritores habitamos la jaula de los pavos reales y cuando te encontrás con un colega y te pregunta cómo te va, vos tenés que decirle «más o menos». Porque si le decís «muy bien», en el acto el colega se va poniendo amarillo, verde, y cae desplomado con un ataque al hígado”.



Santiago Kovadloff: “Los libros que amamos no son objetos sino presencias; presencias que con el tiempo llegan a ser reliquias, brújula, consuelo”.



Mempo Giardinelli: “Yo prefiero que autores y libros me ofrezcan diversidad de casos, motivos, opiniones, sugerencias, posiciones estéticas y puntos de vista. Los prefiero en lugar de los que me ofrecen virtuosismos reiterados, recursos repetidos y hasta temáticas trajinadas, a veces, hasta el hartazgo, como si escribir cuentos se tratara de ejercitar variaciones sobre lo mismo”.



Ernesto Sabato: “Que yo sepa, escritores como Sófocles, Dante y Shakespeare no se propusieron la belleza como fin, sino el examen de nuestra condición humana, la exploración de sus abismos y límites”.
.

4 comentarios:

Lolita dijo...

Y que maravilloso es cuando la búsqueda de la condición humana se traduce en belleza. Un ejemplo maravilloso es "Muerte en Venecía" (libro admirado por además por Sábato).

Ricardo Rubio dijo...

Agustín, me tenés que explicar la frase de Galeano porque no entiendo su relación con Cortázar y Benedetti.

A gatas si puedo amar a una mujer, pero reconozco que tengo libros preferidos. Coincido con Kovadloff y espero que sea la última vez.

Mempo juega con la navaja. Su opinión me parece una solapada crítica al virtuosismo literario. Es lógico, él es bastante ríspido.

No creo que alguien se proponga la belleza literaria como fin, más bien pienso que todos la intentamos como medio.

Agustín Gribodo dijo...

Ricardo, Galeano se refiere a la vanidad, algo tan común y humano como el hombre. No conocí personalmente ni a Benedetti ni a Cortázar; pero parece que eran de otra especie.

Ricardo Rubio dijo...

Cuando Galeano dice "generosos" los opone a "egoístas"; los "pavos reales" son los infatuados ("vanidad") y realmente estamos en esa jaula; y, en la última parte, dice que si uno se siente bien el otro se siente mal al enterarse, lo que sería "envidia". Este Galeano no puede parar de decir cosas... Y qué bueno que las diga.