VAE VICTIS (La última Troya)

.

. . . Duele la tarea de buscar la verdad en la respuesta. Duele como la ansiedad al perro sin memoria, siempre destruyendo jardines tras el hueso enterrado, tras el alimento de ayer que hoy nos deja vergüenza de llanto frente al espejo, fastidio de tierra bajo las uñas.
. . . No es fácil escarbar en uno mismo.
.
. . . Y cuando creemos haber descubierto la última Troya, cada pulgada de certidumbre se esfuma.
. . . Hurgar en las ruinas puede dar sentido a una vida de fracasos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Agustín Gribodo.-


La pintura en relieve El caballo de Troya pertenece a Pablo Ciliberti, quien ha forjado una estética inquietante, cargada de ideología y denuncia, y por ello, conmovedora en el sentido profundo del término. Con un clic, más sobre la vida y la obra de este excelente artista argentino.
.

7 comentarios:

mentesenblanco3.blogspot.com dijo...

Excelente, Agustín, como era de esperar. Saludos de un humilde editor con cuyo trabajo debés lidiar a diario.

Mariana Marziali dijo...

Buenísmo, Agustín. Saludos. Mariana

Juan Carrizo dijo...

¡Que buena ilustración la del perro sin memoria,destruyendo jardines para enterrar sus huesos,nosotros tenemos esa facultad de la cual carece el can,sin embargo solemos edificar sobre ruinas,porque al escarbar hallamos nuestras propias miserias en el interior de nuestro ser,supongo que desde ahora en adelante debemos tener cuidado que los materiales que utilicemos para edificarnos y edificar a otros sean incombustibles,que no nos alcance "la hoguera de la desidea"

EGO_SUM dijo...

Me gustó y me llegó. Buen y bonito juego del hiperbatón y la paradoja.
Conmueve y sorprende y deja una sensación agridulce. Corto pero muy intenso y conceptual.
Un abrazo.

Cynthia dijo...

FELICITACIONES! ES UN PLACER LEERTE!

Ricardo Rubio dijo...

Veo y leo el poema de un narrador. Infiero una enorme alegoría cuyo tema viene desde lejos y desde muy adentro. Se critican las sentencias en poesía, pero a mí me gustan las sentencias y soy bastante sentencioso en las mías. Este poema estará en la página de La Luna Que (no sé cuándo).

Ro dijo...

Todavía no sé como llegué al blog, supongo que haciendo click en links de links. Me gustó mucho, por eso volví. La frase final es muy acertada. Felicitaciones! Desde mi humilde punto de vista como lector.