La poesía según...

.
Pablo Neruda: “El poeta no es un «pequeño dios». No está signado por un destino cabalístico superior al de quienes ejercen otros menesteres y oficios. A menudo expresé que el mejor poeta es el hombre que nos entrega el pan de cada día: el panadero más próximo, que no se cree dios. Él cumple su majestuosa y humilde faena de amasar, meter al horno, dorar y entregar el pan de cada día, con una obligación comunitaria”.



Mario Benedetti: “Un poema lo puedo escribir en un avión, en un fin de semana o mientras espero al destino”.

­

Juan Gelman: “La realidad es compleja, y creo que uno también lo es. El tema no es buscar complejidad, la poesía no es una cuestión de voluntad y aunque habrá quien lo hace, en lo general no es cosa de buscar una expresión compleja o simple, sería un error. Lo que hay que buscar es lo que uno necesita expresar, la obsesión. Lo complejo es la poesía misma, en el sentido de que es inaferrable. Y la búsqueda de un milagro es lo que empuja a escribir”.
.

4 comentarios:

**VaNe** dijo...

Coincido en algún punto con cada uno.
Básicamente, sin egolatrías necias e inútiles, poder dar con la voz más propia. Esa voz (plasmada en cualquier forma y materia) será indefectiblemene única; única como el pan del panadero, única como los panqueques de mi abuela... Unica porque cada voz, cada expresión, respresenta sin dudas cada milagro de ser.
Gracias por compartirlo ;)
Saludos!

Agustín Gribodo dijo...

Coincido con vos, Vane: las voces son únicas e irrepetibles, siempre y cuando no caigan en lugares comunes. La voz (la poesía) requiere de afinación y mucho ensayo.
Un gran beso.

Alberto lago dijo...

La coherencia del texto de Neruda con su yo poético es total. Creo que difícilmente se puede encontrar esa claridad en otro poeta. La vitalidad y terrenalidad que muestra es abrumadora; y lo más interesante que al margen de su postura ideológica, es capaz de alejar ese yo poético de la misma.
En mi humilde opinión: el poeta total.

De acuerdo también con las otras dos posturas. Particularmente me agrada la de Gelman. Creo que hay una relación entre el milagro y la poesía.

Tres autores con una ideología muy definida. Un placer poder compartir este espacio con ellos aunque sea a través de esta entrada.

Ricardo Rubio dijo...

Coincido con Alberto Lago en su referencia a Neruda. La ideología en Neruda y Benedetti jamás dejó duda alguna. No es así en el caso de Gelman.

El juego de Benedetti en el final de su frase es fenomenal: "o mientras espero al destino", pertenece a un poema.